Corradi
Insights

Tendencias jardín 2021: todos los adelantos del nuevo año

Tendencias jardín 2021: todos los adelantos del nuevo año

El reciente confinamiento y las normas de distanciamiento social vigentes, con las relativas diferencias, en toda Europa, han obligado a muchos de nosotros a analizar las propias costumbres, a partir del uso de los lugares, reconsiderando y valorizando el espacio exterior doméstico, nuevo fulcro de la socialización familiar, entre otras. 
Los grandes eventos y las reuniones colectivas también han tenido que adaptarse a nuevos formatos que pudiesen garantizar la seguridad entre los participantes sin renunciar a su identidad. Entre estos también Orticolario, la iniciativa internacional dedicada a la cultura del paisaje de Villa Erba (Cernobbio, Lago de Como) que este año se ha presentado en modalidad virtual. Estos son algunos adelantos de las tendencias jardín para 2021, todas caracterizadas por un renovado espacio exterior para vivir y compartir.
 

Jardín forestal: las emociones del bosque en tu jardín

Las emociones del bosque trasladadas al jardín. Esta es la esencia del jardín forestal, como lo ha anticipado Vittorio Peretto, paisajista y diseñador de jardines: una tendencia que recurre completamente a la naturaleza para llevar al espacio exterior de casa sensaciones de pureza y de libertad, más allá de los límites del proyecto del jardín inglés y superando hasta las licencias del meadow garden. El cambio climático y la modificación de nuestras costumbres generada por la emergencia COVID son las premisas de esta interpretación del verde. Con el confinamiento, la calidad del aire y el agua han mejorado, millones de personas han pasado más tiempo en sus jardines y, de esta manera, ha despertado una nueva consciencia: no podemos estar sanos en un ambiente enfermo. Así surge la idea de escuchar más a la Naturaleza. Comenzado por las plantas. En el jardín forestal se priorizan las especies autóctonas, más robustas y capaces de adaptarse a las condiciones exteriores. Luego, se integran con otras plantas de las mismas características, que se entremezclan con las primeras de manera espontánea, aunque no sean locales. En el jardín forestal el sentido estético se concentra en la importancia de la vegetación para la absorción de los ruidos y el anhídrido carbónico: un doble proceso que purifica el jardín de la contaminación acústica y del aire. De esta manera, se crea un ecosistema para atraer insectos y pájaros, que tenderán a eliminar los parásitos, conservando un equilibrio natural. Por ello no pueden faltar casitas y comederos para pájaros, condiciones para favorecer otra tendencia consolidada: el birdgarden.
¿El material clave del jardín forestal? Obviamente, la madera.
 

El birdgarden, entre las tendencias jardín 2021

En el norte de Europa es una costumbre consolidada, que afecta a jardines privados y parques públicos. Estamos hablando del birdgarden, es decir, de la posibilidad de admirar la fauna avícola selvática en el propio jardín. Para ello es necesario proyectar un espacio verde específico, comenzando por las plantas que atraen a los animales, eligiendo las más adecuadas al clima y a la fauna local. El fruto del rosal silvestre, del endrino, del arándano, del sorbo, de la grosella, solo para mencionar las especies más comunes, son ideales para petirrojos, pinzones, chochines y currucas. Como el espino blanco, un arbusto que ofrece un óptimo refugio a muchos animales, y deliciosas bayas otoñales. La hiedra también es una trepadora que proporciona un buen refugio y puede embellecer paredes y muros. No se deben olvidar las variedades de prado: el diente de león, el cardo, las aromáticas (salvia, romero, tomillo, malva, mejorana) y las flores. Son el éxtasis de muchos insectos pero también de paseriformes y de pájaros insectívoros, como los carboneros y los herrerillos. Los beneficios de un jardín proyectado para el birdgarden son múltiples: sin plaguicidas, un hábitat lleno de vida y un jardín natural, con visitantes sedentarios y “amigos” migratorios que permitirán que el tiempo transcurrido al aire libre sea más placentero. 
Para admirar esta maravilla, las soluciones son dos, un espacio exterior y otro interior. El primero requiere un punto de observación oculto, protegido por un cerco o, mejor aún, por un cierre vertical. En cambio, para el segundo, lo ideal son las vistas al birdgarden, como una galería, una terraza, una pérgola o una pergotenda con ventanales correderos, desde donde admirar la naturaleza circundante.

Jardines acuáticos: un punto focal nuevo y atractivo

Los jardines acuáticos representan una tendencia nueva e importante del jardín del mañana y certifican el crecimiento cultural de los apasionados del verde. No se requieren grandes espacios para darse el gusto de un nenúfar o una cala, incluso en el balcón, si tenemos la exposición adecuada. Lo que importa es mantener el equilibrio correcto entre especies fuente de oxígeno, filtrantes, flotantes y de sombra. De este modo, el jardín acuático no requerirá filtros mecánicos y se mantendrá sano de modo natural. Última ventaja, pero no menos importante: una fuente de agua controlada ayuda a eliminar los mosquitos. Será suficiente introducir “peces mosquito” (como las gambusias) que, al comer las larvas, interrumpen la cadena reproductiva y reducen el número de los adultos. Una lucha biológica, en sintonía con las normas de la jardinería consciente.
¿No sientes también tú la tentación de renovar tu espacio exterior para transformarlo realmente en un espacio para vivir?

Mantengámonos en contacto

REGÍSTRATE AL NEWSLETTER PARA RECIBIR LAS ÚLTIMAS NOTICIAS DE CORRADI