Corradi
Insights

Espacio exterior y social: entrevista a los arquitectos del Estudio

Espacio exterior y social: entrevista a los arquitectos del Estudio

De la “Community classroom” a la vocación social del espacio exterior: entrevista a los arquitectos del Estudio O’DonnellBrown de Glasgow

 
Dimensión símbolo de la reactivación después de la pandemia y contexto de aplicación de nuevos proyectos de vocación social, el espacio exterior cataliza cada vez más la atención de los arquitectos que, precisamente a ese espacio, asignan funciones tradicionalmente asociadas al mundo del espacio interior. Lo saben bien los diseñadores del estudio O’DonnellBrown de Glasgow que han revolucionado el espacio escolar con el proyecto “Community classroom”, creando una auténtica aula didáctica concebida como un sistema de componentes de madera para montar y modular al aire libre. Nuestra entrevista a los arquitectos del equipo de Jennifer O’Donnell y Sam Brown comienza precisamente por esta nueva vanguardia del aprendizaje y relaciones sociales, para llegar a un interrogante: ¿en qué dirección va el espacio exterior?

Los beneficios del contacto con la naturaleza: el aula al aire libre nace así

La Community classroom, nos han explicado los arquitectos, se encuentra dentro del ámbito de los proyectos que el estudio dedica anualmente a las instancias de la colectividad, una vocación social que ya en 2018 dio vida a la Greenhouse, la galería pseudovictoriana que aloja el Estudio en un espacio prácticamente sumergido en el verde del parque adyacente. “El objetivo - explican - era estudiar los efectos del contacto directo con la naturaleza, una solución que le ha permitido a todo el equipo experimentar desde el principio los grandes beneficios en términos de bienestar colectivo”. El punto de encuentro con los proyectos que el estudio desarrollaba en el ámbito escolar y de comunidad se ha evidenciado inmediatamente: así nace la Community classroom.
 

La “Community classroom” como respuesta a las exigencias de la pospandemia

Si el proyecto surgió en el punto de intersección entre naturaleza y bienestar, su potencial se reveló al máximo en respuesta a las nuevas exigencias determinadas por la pandemia. Sobre esto el equipo del estudio no tiene dudas: “El proyecto se desarrolló como prototipo en 2019, por tanto, antes de la emergenciaCOVID-19, luego con la difusión del virus resultó claro enseguida que podía ofrecer una solución para un aprendizaje seguro y a distancia”.
El Estudio ya está trabajando para dar un futuro al proyecto: “Estamos en contacto con artesanos que nos permitirán difundir la Community classrooom. La idea es transformarla en un producto atractivo para el mercado con eldeseo de mejorar la calidad de la vida de la colectividad”.
 

La escuela en un kit

Visto desde cerca, el kit de la Community classroom está compuesto por secciones de madera, para montar según las diferentes exigencias, y por complementos para realizar sillas, estanterías y superficies de trabajo. Uno de sus elementos clave es, además, la sostenibilidad. De hecho, aclaran los diseñadores: “Como arquitectos sentimos la responsabilidad de tener el menor impacto posible en el medio ambiente, por ello la madera se ha revelado el mejor material: naturalmente tiene esta característica”.
Incluyendo los futuros usuarios del proceso de creación gracias a un manual simple e intuitivo, el proyecto representa también una importante potencialidad didáctica. “Cualquier usuario, resaltan los diseñadores, puede considerar el mismo montaje como un momento educativo efectivo”.
Un ejemplo de ello es la estrategia puesta en campo para la realización del prototipo, que el Estudio ha compuesto en colaboración con los jóvenes del “UK Children’s Charity Bernardo’s Work”. “La estructura, explican, ha sido construida en un solo día, sin la ayuda de maestranzas especializadas, como demostración de la simplicidad de realización del proyecto”.
 

El espacio exterior y su función didáctica

Precisamente el tema de la didáctica crea el anillo de unión entre el proyecto y la función social de los espacios al aire libre, “Una vocación que, nos explican, los dos directores del estudio han desarrollado a lo largo de una vasta experiencia en el sector del proyecto escolar orientado al bienestar”. Este es el contexto en el que se ha desarrollado la Community classroom, un proyecto que estimula la reflexión sobre el papel que juega el espacio exterior en el proceso de aprendizaje. A este aspecto el Estudio O’Donnell Brown atribuye un gran valor: “Estamos convencidos de que el sol y el aire fresco potencian los lugares dedicados a la didáctica y representan dos elementos fundamentales para el bienestar de una persona: la Community classroom apunta a expresar estos principios fundamentales anulando los límites entre el espacio funcional edificado y el espacio exterior”. Una idea de ósmosis particularmente próxima también a la filosofía Corradi.
 

El futuro del espacio exterior

Siguiendo estas consideraciones, según el equipo de O’DonnellBrown, se delinea el futuro del espacio exterior: “Aunque ha sido concebido y diseñado de manera creativa, puede mejorar significativamente la vida de la colectividad. Estamos convencidos de que el proyecto requiere una atención renovada: de hecho, ofrece una valiosa aportación a la salud humana, al bienestar y a la felicidad. Esperamos que la Community classroom represente un modelo no solo para el diseño del espacio exterior, sino también para el mundo del proyecto en general”.
También es nuestro deseo, porque el futuro ya está a las puertas y es importante que este enfoque innovador e inclusivo, en contacto con la naturaleza, se difunda cada vez más en el mundo del proyecto y del diseño.

 

Mantengámonos en contacto

REGÍSTRATE AL NEWSLETTER PARA RECIBIR LAS ÚLTIMAS NOTICIAS DE CORRADI