Corradi
Insights

La urbanística después de la pandemia: barrios de los 20 minutos

La urbanística después de la pandemia: barrios de los 20 minutos

La pandemia está cambiando nuestras ciudades, pero sobre todo nuestra manera de vivir. Y ahora que la transformación se está llevando a cabo, cabe preguntarse cómo evolucionarán los espacios de la vida cotidiana que, además de conectarnos con los servicios necesarios, nos modelan como seres humanos. 
Si seguimos las tendencias europeas y mundiales, la respuesta podría encontrarse en la teoría de los “barrios de los 20 minutos” - o “ciudades de los 15 minutos” - que prevé que todos los servicios fundamentales de la vida cotidiana, la salud, el aprendizaje y el desarrollo de las propias aficiones y pasiones, se encuentren a no más de 20 minutos andando - o en bicicleta - desde casa, con acceso a zonas que los peatones y ciclistas puedan recorrer fácilmente. 
Melbourne y París son algunas de las ciudades que han adoptado esta teoría interesante, concebida precisamente en la metrópoli australiana como “20-minute neighbourhood” y propuesta también por el estudioso franco-colombiano Carlos Moreno como “the 15 minutes city”. Vamos a descubrir de qué se trata. 

El impacto del espacio ciudadano en el bienestar: la importancia de la proximidad, la armonía y la accesibilidad 

Los lugares de la ciudad donde vivimos tienen un gran impacto en nuestro bienestar general: la calidad de los espacios interiores que frecuentamos, las extensiones exteriores en las que nos movemos generan un resultado positivo de la vida cotidiana.
Si solo el hecho de desplazarse entre los ambientes donde desarrollamos nuestra vida (casa, lugar de trabajo, locales públicos, etc.) puede ser estresante, ¿cómo podremos vivir una cotidianidad sana
Sobre este tema también se pronunció ya en 2012 el arquitecto danés Jan Gehl en el texto Vida en la Ciudad, donde explica que el estudio de los ciudadanos y de sus exigencias es fundamental en cada proyecto arquitectónico.
De hecho, en la ecuación que tiene como resultado una condición de auténtico bienestar, es crucial tomar en consideración las distancias que recorremos todos los días, los servicios a los que tenemos acceso cerca de casa y del trabajo, y la facilidad con la que nos podemos desplazar por los lugares fundamentales de nuestra vida. 
La visión de los barrios de los 20 minutos prevé precisamente que todos estos elementos estén en equilibrio: solo de esta manera se puede percibir realmente la vida en una ciudad “a medida del hombre”
Por tanto, ¿cuáles son las propiedades de una ciudad organizada según la teoría de los 20 minutos? 

“Barrios de los 20 minutos”: las características

El profesor Carlos Moreno define esta visión “un concepto de ciudad que va en la dirección opuesta a la urbanística moderna”: ahora más que nunca, tenemos la ocasión, incluso la urgencia de reconsiderar los espacios urbanos, también para satisfacer las nuevas - y constantes - modificaciones relativas, por ejemplo, a la reciente necesidad de trabajar desde casa. 
 
Las características de los lugares de este tipo son cuatro.

  1. Ecología, para realizar una ciudad verde y sostenible

  2. Proximidad, para vivir a una distancia reducida de las propias actividades laborales

  3. Solidaridad, para crear vínculos entre las personas

  4. Participación, para incluir activamente a los ciudadanos en la transformación de los espacios que viven.

 
La ciudad de los 15 minutos dice el profesor Moreno es, por tanto, el intento del ambiente urbano por reconciliarse con los seres humanos que lo habitan. Para realizarla, se habla de tres principios: 

  • el ritmo de las ciudades debe seguir a los seres humanos, no a los automóviles

  • cada metro cuadrado debe utilizarse para múltiples finalidades

  • los barrios deberían ser proyectados para poder vivir, habitar y prosperar en ellos sin la necesidad continua de desplazarse: por tanto, el desplazamiento se transforma en una elección y no una obligación. 

Modalidades de experimentación de los barrios de los 20 minutos por las ciudades: el ejemplo de Melbourne y París

El alcalde de la Ville Lumière ha hecho de la Ville du quart d’heure un punto fuerte de su programa electoral para la reelección, proponiendo a los parisinos una revolución de la urbanística.
En este caso, la visión de los “15 minutos” significa innovación desde el punto de vista social y cultural, así como una potencial respuesta a la pandemia: si los espacios por recorrer son más reducidos, disminuye también el riesgo de desplazamiento en masa, aglomeraciones y contagios. 
En cambio, en Melbourne se ha desarrollado un programa de 30 años, de 2017 a 2050, para llevar la ciudad hacia la dimensión de los “barrios de los 20 minutos”: el proyecto piloto ya está en marcha, y también se están realizando mediciones de las distancias exactas y los tiempos necesarios para acceder a los servicios. 
 
Y si el futuro de las ciudades es tener todo lo que necesitamos a 15/20 minutos de casa, será fundamental también adoptar un comportamiento similar dentro de casa; para crear completamente las dimensiones de bienestar y salud la arquitectura equipa el espacio con servicios a medida del hombre, aún más en este momento histórico. 
La pandemia que transforma las ciudades de hecho está afectando también a nuestras viviendas: así surgen las ocasiones para reproyectar los ambientes cotidianos transformándolos en espacios multifuncionales y para vivir al máximo, por ejemplo mediante la decoración de balcones muy pequeños o bien, la expansión de los espacios de la casa hacia el jardín
Corradi trabaja con atención para ofrecer confort y habitabilidad personalizados, a medida de las exigencias funcionales de quien habita los espacios todos los días: así nacen productos innovadores y de alta calidad para vivir al máximo la propia casa … y la propia ciudad.

Mantengámonos en contacto

REGÍSTRATE AL NEWSLETTER PARA RECIBIR LAS ÚLTIMAS NOTICIAS DE CORRADI